Visita a Australia, noviembre 2012

La visita de Terentia y Danielle 

El 30 de octubre de 2012 dejamos Roma para Australia, viajando vía Dubai y Singapur; llegamos a Brisbane el 1 de noviembre para un mes de visitas a todos los diversos lugares donde nuestras Hermanas viven y sirven a los demás: Kedron/Brisbane, Toowoomba, Cunnamulla, Woorabinda, Sydney, Morwell, Coomera, Merrimac, Kingscliff, Aspley y Bellmere.



Pudimos experimentar y apreciar la largura y la anchura de la distancia geográfica de este Círculo de Gobierno, al cubrir kilómetros y kilómetros por tierra y por aire, de norte a sur y de oriente a occidente par air a todos los lugares.  La hospitalidad, la generosidad y la amabilidad de las Hermanas en cada casa ha sido ¡sorprendente!



Algunos de los puntos Fuertes de nuestra visita han sido las muchas celebraciones a las que hemos asistido.  Desde que llegamos el Día de Todos los Santos, tuvimos una ceremonia en la parroquia de los Padres Colombanos donde fueron depositadas las cenizas de nuestras Hermanas: Helen Jeffery y Carmel Beirne. Hubo también una paraliturgia en el cementerio en memoria de todas nuestras Hermanas difuntas. 




Durante ese mismo fin de semana nos alegramos con las Hermanas, los miembros de sus familias y los amigos en ocasión del jubileo de las Hermanas Margaret Costello y Patricia Treacy (vean las fotos en la Galería). Era también el final del año académico, así que hubo varias celebraciones con el personal y los estudiantes del Colegio Mount Alvernia, es decir un concierto con músico de Padua y una paraliturgia de acción de gracias que reunió a 800 estudiantes del Colegio Mount Alvernia. 


En Kedron tuvimos dos encuentros de Hermanas, durante los cuales compartimos el contenido de la visita cuya base era el Mandato del Capítulo de 2011, a saber, su tema, la espiritualidad cósmica y nuestra colaboración para emprendimientos de misión. También se ofreció la posibilidad de visitar nuestra nueva página Internet.  Lo mismo se hizo con las comunidades del país y con las Hermanas que no pudieron asistir a estos encuentros. 



La visita nos dejó con una impresión muy positive de las MFIC en Australia. El espíritu de oración entre las Hermanas es tangible. A pesar de la fragilidad de las Hermanas, hay un juvenil entusiasmo que se contagia. Nuestras Hermanas viven realmente un estilo de vida franciscano, hubo y aportan mucha energía a su ministerio, creando círculos de comunión cada vez más amplios en los Círculos MFIC y con los vecindarios donde viven y a los que sirven. ¡Nuestro carisma y nuestra misión están bien vivos en Australia!

(Disfruten con las fotos en la Galería para tener una idea de la vida de nuestras Hermanas en Australia.)