Mandato

 CAPÍTULO GENERAL 2011 MANDATO

Reunidas en Roma de los diferentes círculos de gobierno nuestro capitulo General de 2011 fue una experiencia del viaje a Emaús. Compartiendo los dones y fragilidades y escuchando la Palabra de Dios, descubrimos que nuestra fragilidad llega a ser nuestra fortaleza por medio de la colaboración y en la interconexión.Hemos reconocido el fuego dentro de nosotras; así ardiendo llevamos la chispa a la misión de nuestro Instituto, afirmamos que somos uno como Instituto extendiéndonos con  lazos de unidad  entre los círculos.

Nuestra apreciación franciscana de la creación resuena con la comprensión más profunda de la cosmología que muestra la interconexión de todas las cosas, de todos los pueblos y del universo entero. Sobre la base de esta espiritualidad holística el estado actual de nuestro mundo que compartimos con todas las Naciones y todas las generaciones nos insta a tomar medidas.

Reafirmamos el llamado a compartir la Fe basada en el Evangelio, que transforma nuestro corazón. Hemos experimentado esto como la base de nuestro discernimiento en el capítulo. Inspiradas por esta Fe compartida estamos llamadas a crecer como comunidades acogedoras, no violentas y proféticas, llegando a todos por la justicia, la paz, la curación y la reconciliación.

Capturando esta energía nos impulsa a:

a)Compartir personal y recursos con otros círculos de Gobierno, en las misiones nuevas o establecidas.

b)Promover solidaridad para un esfuerzo común de misión del Instituto a través de nuestra oración, interés, participación y financiación.

c)Abrir posibilidades de servicio de misión de a corto plazo para cumplir con las necesidades particulares en nuestro medio o en otro lugar

d)Colaborar para emprendimientos de misión a corto o largo plazo con otros Institutos y Organismos

e)Animar al cambio intercultural de hermanas de otros círculos u otras congregaciones para estudiar o dar  oportunidades de inmersión, proporcionando así un intercambio enriquecedor y una experiencia de internacionalidad.

f)Promover la coordinación internacional FMIC en la formación.

El capítulo ha reavivado el fuego que hemos recibido como herencia de nuestra fundadora Elizabeth Hayes. Soplando la llama,  escuchamos de nuevo las palabras pronunciadas a Elizabeth "Ir adelante, no cabe duda".(D65)